Taller Yin Yoga

Taller Yin Yoga

El Yin Yoga es un estilo de yoga pausado en el que se adoptan posturas durante varios minutos mientras se relaja la musculatura, de ese modo se activan los tejidos conectivos internos. Es ideal para obtener flexibilidad y preparar el cuerpo para el deporte y el movimiento dinámico, además activa los meridianos energéticos mejorando la circulación de la energía y el rendimiento de los órganos internos.

El estrés nos tensa el cuerpo, especialmente el área de la pelvis por la que discurren los músculos psoas-ilíacos. Estos músculos son muy sensibles a las emociones, la responsabilidad y la ansiedad los acortan, comprimiendo las lumbares. El Yin Yoga trabaja especialmente la flexibilización de la pelvis, las lumbares y los músculos psoas, liberando además las tensiones del resto del cuerpo.
Durante la práctica de las posturas de Yin Yoga combinaremos distintas respiraciones y sonidos que beneficiarán la relajación del cuerpo y el equilibrio de la energía. Finalizaremos con diferentes posturas sobre un bolster y ejercicios de respiración abdominal en posición sentada.
Nivel básico, sin dificultad, apto para todo tipo de edades.

Contenido
10h Breve introducción al Yin Yoga y la respiración (30 minutos)
10:30h Sesión de asanas, 1ª parte (60 minutos)
11:30h Posturas de descanso con bolster (30 minutos)
12h Tea break (30 minutos)
12:30h Sesión de asanas, 2ª parte (60 minutos)
13:30h Ejercicios de respiración y meditación final (30 minutos)

Se ruega desayunar al menos 2 horas antes del taller. Traer ropa de yoga y prendas adicionales de abrigo, como jersey o chaqueta, calcetines y manta o chal.
Una vez finalizado el taller, se enviará por email un resumen de las prácticas y enlaces con información adicional sobre el Yin Yoga.

El Yin Yoga a nivel físico
Actualmente la mayoría de formas de Yoga son dinámicas, son prácticas activas diseñadas para trabajar los tejidos musculares, nuestra parte Yang. El Yin Yoga nos brinda la oportunidad de trabajar nuestra otra parte, los tejidos Yin internos de ligamentos, tendones, articulaciones, tejidos fascia e inclusos los huesos. Todos nuestros tejidos necesitan su ejercicio para poder conseguir salud y vitalidad.
Las posturas son simples y estáticas, aunque a veces resultan desafiantes, ya que se mantienen entre 2 y 5 minutos. Pero solo así se consigue alargar y flexibilizar los tejidos internos. Todas las posturas tienen variantes con distintos niveles de estiramiento que cada cual escoge según la naturaleza de su estructura y sus posibilidades. También se utilizan cojines, bolsters y otros elementos de apoyo para suavizar el ejercicio y adaptarlo mejor a cada persona.
Los movimientos de expansión, compresión y torsión que las posturas ejercen sobre los tejidos conectivos, los revitalizan y rejuvenecen. Esos tejidos unen, sujetan y protegen los músculos, los órganos, los huesos y otros tejidos. Por lo que el Yin Yoga a la larga favorece a todo el cuerpo hasta niveles que pueden sorprendernos.

Es ideal para:
– Liberarse de dolores y tensiones corporales.
– Flexibilizar la rigidez, ya sea por falta o por exceso de ejercicio o bien por naturaleza. También libera la rigidez mental.
– Complementar y equilibrar la práctica de Yoga dinámico u otras disciplinas dinámicas.
– Para practicar en casa cuando estamos tensos o perezosos o antes de dormir. Relaja cuerpo y mente e induce el sueño profundo.

El Yin Yoga a nivel espiritual y psicológico
La práctica del Yoga está siempre evolucionando, pero en esencia el Yoga representa el cultivo de la atención. En Yoga se trabaja de igual modo sobre la forma -el cuerpo y sus tejidos- y lo que no tiene forma -la respiración, los canales energéticos y el estado de la mente. Estos dos aspectos interconectados de la realidad son el Yin y el Yang de la vida, y en Yoga los equilibramos mediante la práctica de cuerpo-mente.
Para la mayoría, lo más fácil es empezar por lo tangible, el cuerpo (Yang). Con la práctica, el cuerpo se flexibiliza y la mente se centra. Es entonces cuando crece el interés por lo intangible, lo sutil, aquello que está más escondido en nuestro interior, el lado Yin de nuestra realidad.
Durante los largos tiempos de quietud en cada postura, el Yin Yoga nos permite vivir nuestro interior, haciéndonos conscientes del aquí y ahora. Con la práctica veremos cómo nuestra mente se abre y flexibiliza, nos volvemos más tolerantes y empáticos, más centrados, presentes, calmados, positivos y desapegados. Y por supuesto nos ayuda a profundizar en la meditación y el mindfulness.

El Yin Yoga nos brinda un tesoro que va más allá de lo físico: beneficios emocionales, mentales, energéticos y espirituales.

Sábado 19 de Noviembre 2016

de 10:00 a 14:00h 

Precio: 40€

Impartido por Pati Nuñez

https://napati.org/

Habilidades

Publicado el

28 agosto, 2017

Enviar comentario

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?